Nico

Nico es juguetón, inquieto, hablador, le encanta la música, bailar, saltar, correr, nadar, podría pasar horas en una piscina, su animal favorito es el caballo y es un niño que aprende muy fácil.

Pero sobretodo como lo alcanzó a describir su profesora del jardín, nuestro hijo es un niño que disfruta cada instante de su vida.

Esto es un poco de lo mucho que es nuestro hijo  y de la felicidad que nos da poder ver cada cosa que hace.

Pero para lograrlo y ver a nuestro hijo así, debimos recorrer un camino largo.

Llegamos el 21 de mayo del 2018  enviados por el Doctor Francisco Aldana al consultorio de  la fisioterapeuta Mónica López y su IPS NEURONA BEBÉ,  todavía recordamos ese día como si fuera hoy, Nico tenía dos meses y medio y como padres estábamos  llenos de incertidumbre y un gran temor ante la palabra “parálisis cerebral”, el doctor Aldana nos había diagnosticado una lesión de grado severo en el lado derecho del Cerebro, esto producto  de una isquemia cerebral.

Por ello después de la valoración, sin conocer mucho de la terapia vojta y con la única esperanza puesta en ella y en Dios, empezamos junto al equipo de NEURONA BEBÉ  un trabajo fuerte para Nico.

Hubo días difíciles, pero esos días nos motivaban a trabajar más fuerte  y como si fuera algo sagrado, nuestro hijo recibía TODOS LOS DÍAS, cuatro veces al día su terapia. No era fácil verlo llorar o despertarlo para su terapia, a veces nos ganaba en fuerza, a veces sentíamos impotencia, unos días avanzaba y otros días retrocedía, pero la esperanza siempre estaba puesta en que la recompensa sería salvar a Nico de una parálisis cerebral.

Todo padre celebra cada logro de su hijo, en estas circunstancias lo celebramos más, porque cada logro dentro de los hitos de desarrollo de Nicolás era  gracias al trabajo y dedicación que tanto el niño, nosotros sus padres y el equipo de NEURONA BEBÉ le poníamos  a las terapias, porque gracias a Vojta tuvimos muchos motivos para celebra, como cuando Nicolás dio la vuelta  a los 4 meses, cuando gateó a los 7 meses, cuando su diagnóstico fue mejorado al nivel “leve”, .cuando se sentó solito a los 8 meses y cuando caminó a los 14 meses.

Finalmente, el 20 de noviembre de 2019 con 20 meses y casi 18 meses de trabajo, el Dr Francisco Aldana nos dio la buena nueva, terminábamos terapia y si que lo celebramos con lágrimas en los ojos.

Por esto les queremos decir a quienes lean esto, y en especial a las mamás y abuelas que asumen personalmente esta travesía, ¡¡ÁNIMO!! , ¡SÍ SE PUEDE! , hay que ser constantes, vivirán días grises y al final siempre estará la tranquilidad de haberles dado a nuestros hijos la posibilidad de vencer un diagnóstico.

A Mónica y su equipo NEURONA BEBÉ gracias , gracias por aceptar a estos padres intensos, gracias por acompañarnos en nuestra proyecto de sacar a nuestro hijo adelante, a Alexandra gracias porque después de pensar que Nico se demoraría en hablar  y ver su carita torcida , su carácter y profesionalismo como fonoaudióloga lo sacaron adelante y hoy con dos años y medio nos sorprenden la claridad con la que habla y su locuacidad, gracias Mireya porque a veces escuchar sus experiencias calmaba nuestra ansiedad, gracias a Carolina por hablarnos con una sonrisa, dulzura y profesionalismo gracias a la TEO por su calidez y bonitas reuniones de amigo secreto, dia de disfraces y navidad  gracias  a Camila, a cada una de las mamás  de las cuales aprendimos sobre el amor, tenacidad y entrega por los hijos , mil y mil gracias a la familia de NEURONA BEBÉ, ustedes siempre estarán en nuestro corazón como una familia que nos acogió con un infinito amor.



Los comentarios están cerrados.